domingo, 13 de abril de 2008

Hasta donde llegar?
Hasta donde puede llegar una mujer que lucha por un amor perdido?, cuanto tiempo somos capaces de reclamar lo nuestro? y hasta cuando seguiremos creyendo que reclamamos lo justo? a quien involucramos? y que haremos después de no encontrar lo que deseamos ?

Cuando la vi por primera vez me pareció una mujer humilde, sufrida, sencilla, de esas que han dado todo y no tienen nada, sin embargo su nerviosismo era evidente, los ojos abiertos, saltones, entornados y abstraídos del mundo...menos de mi, llevaba unos pasos caminado por la feria y son de esas cosas que uno siente, que uno sabe que algo va a venir, me abordo luego de seguirme por entre los puestos, tome mis pepinos y las 110 bolsas que llevaba en cada mano, me di vuelta y ahí estaba, ocupando e invadiendo mi metro cuadrado, o tal vez cabría decir mi par de centímetros a la redonda, porque en una feria a las 12:00 AM tu metro cuadrado no existe, chocas con bolsa, carros, coches, codos y helados, un sin número de olores se mezclan, la albahaca, los plátanos y la canela, los perfumes, los NO perfumes, los fierros viejos y el olor a "USA" de la ropa en fardos, fue en esta extraña mezcla que Amelia, me abordo:

-¿Tu conoces a Lalo?,
claro, como negarlo si hacia unos minutos que había comprado lechugas en su puesto,
están pagadas le respondí
- ¿Tu sabes quién soy Yo?-
No!
- soy su mujer,
- un gusto, buenos días! y camine dos pasos más, hasta que volvió a invadir "mis centímetros",
-él me dejo hace 12 años
-cuando lo siento, se que debe haber sido muy difícil para usted, sin embargo esta con la persona equivocada,
-si, lo se, pero usted conoce por quien me dejo...

yo tengo una hija que él no dejo estudiar,

yo a pesar de eso vengo a la feria, y trabajo con él.

...de ahí en adelante, me contó mas de lo que yo alguna vez le preguntaría o le contaría a un desconocido, me aleje varias veces, pero su afán de reclamo de cosas perdidas, era mayor, no le dio importancia a nada, y si alguien la miro, ella ni siquiera lo notó; de mi prisa y mi desgano de involucrarme en su vida, tampoco eran relevantes, mas valía sacar y orear su penuria, su mal vivir, su amor que fue robado en la adolescencia y que fue burlado y pisoteado mil veces más, que se enamoro de sus mentiras, que su vida la entrego a un hombre que siempre mantuvo mas de dos corazones rotos latiendo a la par por él , pero los veinte lo siento, los siete intentos de explicarle que estaba hablando con la persona equivocada y que de mi no sacaría nada mas que su desahogo, era solo sal en agua. La mire con mas distancia, intente separarme otra vez, siendo todavía gentil, tolerante y consiente de su dolor, pero yo estoy del otro lado del río, del otro lado y con dos rejas de distancia, -así de lejana es la situación señora, mas nada le importaba, pensé entonces en pasar al plan B, entonces, ella comienza a relatar sus acciones extremas para recuperar lo que hace doce años perdió. Toda lucha es válida, mas los medios que tenemos NO! no se justifica dañar si eso es lo que te aqueja, el daño que te hicieron, pero una mujer herida es capaz de quedar sin uñas por agarran lo suyo y más cuando existe un hijo que intentamos proteger, entonces quedar sin uñas es poco, perdemos diente, pelo y piel para ganar la lucha, sin embargo una situación siempre tiene dos aristas, y esta es solo una de ellas, por el otro una mujer menos sencilla que la primera, que por su puesto conozco y ese es el nexo, una mujer que también ha dado todo, que ha vivido y ha sufrido en carne propia la historia recién contada, que su amor también partió, que su vida fue dura, que se las batió sola con sus hijos y que hace doce años volvió a creer en el amor, que también es capaz de perder un poco de piel, pelo y dientes por defender lo suyo. la pregunta es, hasta donde se llega, donde se detiene, y que hacen y son capaces las mujeres para luego de 12 años seguir defendiendo lo suyo?

En fin la condición de luchadoras la llevamos en los genes (desde el imprinting) y no importa de que lado del río estemos..somos MUJERES, eso es lo que cuenta!

Siempre vamos a Luchar por lo nuestro!

3 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Carla!!
¡Qué historia!!
Y la verdad que las mujeres somo medias testarudas en cuanto a defender lo nuestro, aunque lo hayamos perdido hace años....
Ojalá que esta pobre mujer, algún día acepte la pérdida, verdad?
Un gusto leerte otra vez!!
Cariños amigas!!!

carla dijo...

Ivana mil gracias por tu visita!
y en cuanto a lo testarudas? No! quien dijo que erasmos así?..es algo que inventaron los hombres para hacernos un "poco" mas reales y no tan perfectas, jijiji
cariños!!!!!

Carla Díaz dijo...

sorry! ERAMOS..jijiji

¿visitas?